La ocupación hotelera roza el nivel prepandemia a pesar de que los precios han subido un 25% desde 2019 | Economía

El verano más caro de la historia cerró agosto con los precios de los hoteles en máximos. La tarifa media por habitación ocupada se situó el mes pasado en un récord de 136,45 euros, un 25% más que en 2019, el año anterior a la pandemia, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pese al encarecimiento de los hoteles, las pernoctaciones siguieron creciendo y rozaron los niveles de hace cuatro años: 46,67 millones, un 99% de las registradas en verano previo al estallido del coronavirus. La ocupación fue de casi el 75%, cerca del 77% de 2019.

La escalada de precios en el sector hotelero es notable. Las mayores subidas se produjeron entre 2021 y 2022, con crecimientos de casi el 14% anual en los meses de agosto de esos dos años. Ahora, todo indica que se ha llegado a una moderación, porque la subida en agosto pasado fue del 6,25%, siete puntos menos que idéntico mes del año pasado, pero se crece una décima respecto a julio pasado (6,2%), y las tarifas tocan máximos de nuevo. Entre los principales destinos turísticos, Baleares y Canarias lideran las subidas (9,56% y 7,08%, respectivamente).

Hay otros destinos con crecimientos más contenidos, como Andalucía (2,7%) y Cataluña (4,8%), lo que apunta a que el furor viajero que hasta ahora llevaba a muchos veraneantes a pagar más de lo que normalmente pagarían para irse de vacaciones puede estar agotándose, entre otras cosas por la pérdida de poder adquisitivo por la inflación y sus efectos, como las subidas de las hipotecas. En agosto se cubrieron el 74,8% de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 0,3%.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO