Investigadores españoles descubren una nueva terapia contra uno de los cánceres más agresivos y devastadores sin dañar células sanas

Investigadores españoles descubren una nueva terapia contra uno de los cánceres más agresivos y devastadores sin dañar células sanas

El cáncer anaplásico de tiroides es un tipo de tumor raro, que crece muy rápidamente. Ocurre con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años y es más común en mujeres que en hombres, aunque la causa se desconoce.Es uno de los cánceres más agresivos y devastadores, con una tasa de supervivencia de apenas el 5% en cinco años. Actualmente cuenta con pocas opciones de tratamiento efectivas. Ahora, un nuevo estudio español, publicado en la prestigiosa revista ‘Nature Communications’, abre la puerta hacia una nueva terapia innovadora que puede tratar este tumor sin dañar células sanas.

La investigación, realizada por científicos del Centro de Investigación en Medicina Molecular (CIMUS) y del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), ambos pertenecientes a la Universidad de Santiago de Compostela y el Instituto de Investigación Sanitaria Galicia (IDIS), dirigidos por Clara Álvarez del grupo Neoplasia & Endocrine Differentiation y José Cameselle del Servicio de Patología, ha identificado un agente terapéutico, PIAS2b-dsRNAi, que elimina selectivamente las células cancerosas anaplásicas de tiroides sin afectar a las células sanas o a otros tipos de cáncer de tiroides de curso benigno. «Este hallazgo representa un avance significativo en la lucha contra esta enfermedad tan desafiante», apunta Clara Álvarez.

La enzima PIAS2b desempeña un papel crucial en la supervivencia de las células anaplásicas de tiroides. A diferencia de las células normales o de otros tipos de cáncer, las células anaplásicas dependen de PIAS2b para su división. Este descubrimiento brindó la oportunidad de diseñar una terapia dirigida que atacara específicamente a esta enzima clave.

El equipo diseñó un agente terapéutico basado en ARN de doble cadena (dsRNAi) transcrito in vitro, denominado PIAS2b-dsRNAi. Este actúa como una molécula mensajera inversa, silenciando la expresión de la enzima PIAS2b dentro de las células anaplásicas. Como resultado, estas células pierden su capacidad de división y mueren en un proceso conocido como catástrofe mitótica. Estos resultados están protegidos por una solicitud de patente internacional con número de publicación (WO2021/028610A2).

La eficacia de PIAS2b-dsRNAi se evaluó rigurosamente en el laboratorio comparando cultivos de células de pacientes con cáncer anaplásico de tiroides frente a células normales, benignas o de otros tipos de cáncer con buen pronóstico. «Los resultados demostraron que el agente terapéutico era altamente selectivo, eliminando exclusivamente las células anaplásicas sin afectar a las células sanas«, explica la investigadora del CiMUS de la USC.

Para avanzar en la evaluación de PIAS2b-dsRNAi, los investigadores diseñaron ensayos preclínicos in vivo. Se implantaron tumores de pacientes con cáncer anaplásico de tiroides en ratones y se compararon los resultados de los animales tratados con la terapia frente a un grupo control. Los tumores tratados con PIAS2b-dsRNAi dejaron de crecer, lo que proporciona una evidencia preclínica sólida del potencial terapéutico de este agente.

Los estudios también demostraron que PIAS2b-dsRNAi era eficaz en la eliminación de células cancerosas anaplásicas de otras localizaciones, como páncreas, pulmón o estómago. Esta versatilidad abre la puerta a aplicaciones más amplias en el tratamiento de diversos tipos de cáncer anaplásico.

Para los investgadores, estos resultados representan «un avance significativo» en la lucha contra el cáncer anaplásico de tiroides y otros tipos de cáncer anaplásico. «La terapia PIAS2b-dsRNAi ofrece una alternativa prometedora a las opciones de tratamiento limitadas actualmente disponibles», selañan los autores, quienes esperan que este estudio anime a las compañías farmacéuticas a invertir en el desarrollo clínico de este agente terapéutico, con el objetivo de llevarlo a los pacientes lo antes posible.