Diseñan una inyección eficaz para el tratamiento del asma alérgico

Diseñan una inyección eficaz para el tratamiento del asma alérgico

La terapia con células T CAR (CAR-T) ha demostrado ser disruptiva en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. Ahora, un estudio publicado en ‘Nature Immunology ‘ muestra los resultados de su empleo para el tratamiento del asma alérgico en ratones.

La terapia celular CAR-T (Chimeric Antigen Recetor T-Cell). La CAR-T no es un medicamento al uso. Es un fármaco ‘vivo’ que se fabrica para cada enfermo con una elaboración particular: se extraen las células del sistema inmune (linfocitos T) del paciente, se modifican genéticamente para que sean más potentes y selectivas y se vuelven a infundir en el paciente.

Según la investigación, una única inyección de células T del receptor de antígeno quimérico diseñada para atacar los impulsores de reacciones alérgicas, reprime los signos y síntomas del asma alérgica en ratones durante al menos un año.

Los hallazgos pueden representar una vía potencial para el desarrollo de terapias capaces de inducir la remisión a largo plazo del asma alérgica.

El asma es una de las enfermedades respiratorias más prevalentes, afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y causa alrededor de 250.000 muertes al año.

Los investigadores de la Universidad de Tsinghua de Beijing (China) diseñaron una terapia con células CAR T para tratar el asma y la probaron administrando una dosis única en modelos de ratón con asma alérgica.

A continuación, monitorizaron a los ratones en busca de signos de actividad alérgica e inflamación en los pulmones.

Los resultados mostraron que las células CAR T eran capaces de neutralizar los glóbulos blancos y bloquean la función de las proteínas implicadas en la patología del asma, reprimiendo la inflamación pulmonar y aliviando los síntomas asmáticos en los ratones.

Además, se descubrió que estas células CAR T persistían durante al menos un año y continuaban previniendo las respuestas inmunitarias alérgicas.

Los autores creen que futuros ensayos clínicos deberían probar si estas células T con CAR son seguras y efectivas para su uso en pacientes humanos con asma alérgica, y sugieren que la terapia podría adaptarse para ayudar a tratar otros tipos de enfermedades alérgicas.