jueves, febrero 22

Tratar adecuadamente la insuficiencia cardíaca, primera causa de hospitalización en mayores de 65

La insuficiencia cardíaca representa hoy en día un reto para el sistema sanitario español, y es que entre el 3% y el 5% de los ingresos hospitalarios en España son debidos a este síndrome, además, primera causa de hospitalización en mayores de 65 años en España. Supone, a su vez, el 3,8% del coste sanitario total y los hospitales concentran la mayor carga económica derivada de esta enfermedad crónica.

Pero, ¿en qué consiste? Según explica el doctor Alberto Albiñana, miembro del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, y especialista de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca, se trata de una enfermedad crónica que impide que el corazón tenga capacidad suficiente para bombear sangre y, por tanto, de hacer llegar el suficiente oxígeno a todos los órganos del cuerpo.

En este sentido, enumera que puede ser consecuencia de padecer problemas del propio corazón como arritmias, por ejemplo; tras haber padecido una angina de pecho o un infarto de miocardio; o bien presentar otro tipo de patologías coronarias como de las válvulas o el músculo del corazón.

Principales síntomas

El doctor Albiñana detalla igualmente que, aunque puede ser asintomático durante muchos años este síndrome, entre sus principales síntomas se encontrarían una dificultad para respirar, taquicardias o palpitaciones, mareos, falta de aire, pérdida de apetito, tos seca y persistente, cansancio anormal, confusión, retención de líquidos especialmente en piernas, tobillos, y abdomen.


Se trata de una enfermedad crónica que impide que el corazón tenga capacidad suficiente para bombear sangre y, por tanto, de hacer llegar el suficiente oxígeno a todos los órganos del cuerpo

Alberto Albiñana

Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid

«Aunque puede darse a cualquier edad, suele ser más frecuente en las edades más avanzadas de la vida», precisa este especialista, quien recuerda también que la insuficiencia cardíaca representa la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años y, en términos globales, supone entre el 3 y el 5% de los ingresos hospitalarios. «Las previsiones apuntan un crecimiento del 50% de la tasa de ingresos durante los próximos 25 años», asegura.

Además, Albiñana sostiene que los costes sanitarios asociados a la insuficiencia cardiaca en España representan un 3,8 por ciento del gasto sanitario total y las hospitalizaciones concentran una carga económica importante: «Se estima que los costes hospitalarios (incluyendo los derivados de trasplantes) ascienden a casi 470 millones de euros al año. Por todo ello, la insuficiencia cardiaca es un reto para el sistema sanitario español».

Momento crítico: vuelta a casa

A su vez, este especialista de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca advierte de que uno de los momentos críticos en el abordaje de esta patología es el de la transición entre el alta hospitalaria y el inicio del seguimiento ambulatorio, es decir, la vuelta al domicilio.

«Al alta hospitalaria, las principales dudas de los pacientes que atendemos se centran tanto en su medicación habitual (fármacos nuevos, dosis, ajuste de medicamentos que tomaban previamente), así como quién se va a hacer responsable de su caso y cuándo va a realizar su seguimiento en consultas», indica el experto.

Según defiende, optimizar este proceso minimiza el riesgo de reingresos hospitalarios y mejora la calidad de vida del paciente, por lo que cree necesaria una adecuada coordinación entre el paciente y su cuidador principal, con su médico de Atención Primaria para garantizar la continuidad de los cuidados», asegura el miembro del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

También ve fundamental contar con una cita precoz de revisión con el especialista en Insuficiencia Cardíaca en la que confirme la buena evolución clínica del enfermo de cara a evitar nuevas descompensaciones e ingresos hospitalarios o visitas a Urgencias.

Favorecer la continuidad asistencial

Precisamente, la Fundación Jiménez Díaz es uno de los primeros hospitales de Quirónsalud que se une al programa impulsado por Boehringer Ingelheim, MAIC Continuum, con expertos sanitarios en insuficiencia cardiaca, para mejorar la transición al alta de los pacientes con esta patología, favoreciendo estos objetivos, la continuidad asistencial y minimizando el riesgo de reingreso hospitalario.

En concreto, con este proyecto se persigue mejorar la atención de los pacientes y la coordinación con la Atención Primaria, de cara a conseguir reducir la tasa de reingresos hospitalarios al máximo, siendo uno de los indicadores de calidad de las Unidades de Insuficiencia Cardíaca el mantener dicha cifra por debajo del 20 %.

En este sentido, Alberto Albiñana considera que el proyecto MAIC Continuum contribuye positivamente en los objetivos antes citados al ser un «agente externo, cualificado y con amplia experiencia en el sector», y que audita su trabajo diario, para identificar sus fortalezas y puntos de mejora; y todo ello redundar en beneficio del paciente.

«La relación entre Atención Primaria y el hospital es fluida, y cuenta con procedimientos y circuitos que garantizan que el tránsito asistencial del paciente entre los dos ámbitos sea seguro», apunta por su parte Marisol Ochandorena, directora asistencial de la Dirección Asistencial Noroeste de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, quien añade que este programa fortalece dicha relación al garantizar que desde Atención Primaria se pueda hacer un seguimiento del paciente a las 48 y 72 horas de su alta hospitalaria.

Con la incorporación al proyecto MAIC Continuum del hospital madrileño, tal y como señala el doctor Óscar Gómez, su director de Continuidad Asistencial, esperan conseguir «mejorar la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia cardiaca tras su alta hospitalaria, disminuir los reingresos hospitalarios y, por supuesto, como objetivo final, su mortalidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *