Cirugía robótica para la preservación de la esfera sexual en el cáncer de próstata y vejiga

Cirugía robótica para la preservación de la esfera sexual en el cáncer de próstata y vejiga

PUBLIRREPORTAJE

El Dr. Bernardo Herrera Imbroda, especialista en Urología comenta las especificidades de esta técnica

El cáncer de próstata representa el tumor maligno más frecuente en el varón, con una incidencia de más de 33.000 casos al año en nuestro país, ocasionando alrededor de 6.000 muertes. Además, se estima que su incidencia siga incrementándose hasta alcanzar más de 45.000 casos al año para el 2040. El cáncer de vejiga es el quinto tumor maligno más habitual, independientemente del sexo. Con más de 21.000 casos al año en España, su incidencia es creciente, causando más de 4.000 muertes.

Tratamiento quirúrgico radical y preservación de la función sexual

Cuando la enfermedad se diagnostica precozmente y en fase localizada, existen diferentes opciones de tratamiento, entre las que se encuentra la cirugía radical. Esta conlleva la extirpación completa de la glándula prostática, junto con las vesículas seminales, y la extirpación de la vejiga urinaria, la glándula prostática, las vesículas seminales, los uréteres distales en el varón y la vejiga urinaria, la uretra, la cara anterior vaginal, el útero y los uréteres distales en la mujer, además de la extirpación de los ganglios linfáticos regionales en ambos casos.

Como consecuencia, podría producirse una disfunción de las distintas estructuras del suelo pélvico, así como un daño en los plexos neurovasculares, ocasionando efectos secundarios relacionados con la esfera urinaria y sexual, tales como incontinencia urinaria, disfunción eréctil, pérdida de función sexual y prolapso vaginal.

En determinadas circunstancias, y una vez evaluados diferentes parámetros clínico–patológicos prequirúrgicos, es factible realizar modificaciones en la técnica quirúrgica con objeto de preservar los efectos secundarios relacionados con la esfera y función sexual.

Aplicabilidad para la preservación de la función sexual

La cirugía robótica permite una visión magnificada 3D de alta definición. Esto asegura al cirujano una mejor visión del campo quirúrgico, una percepción real de profundidad y una mayor capacidad de movimiento que hace que los resultados de las técnicas de preservación y reconstrucción sean mejores frente a otras técnicas quirúrgicas.

Para el paciente son múltiples las ventajas de la cirugía robótica, tales como menor incisión, menos dolor postoperatorio, una rápida incorporación a la vida cotidiana, y menor tasa de complicaciones peri y postoperatorias. Además, la cirugía robótica permite una mejor preservación de estructuras músculo-faciales del suelo pélvico, una disección y preservación más cuidadosa de haces neurovasculares íntimamente relacionados con diferentes estructuras anatómicas pélvicas y una mejor realización de técnicas de preservación de órganos sexuales, mejorando con ello la función sexual de los pacientes al reducir las tasa de complicaciones relacionadas con dicha esfera.

Información de la consulta

Consulta: Herrera Imbroda Urología. Ed. Sky Garden, Blvr. Louis Pasteur, 17, portal 10, piso 1D, Puerto de la Torre, 29010 Málaga.

Teléfono: 677859100

Doctor: Bernardo Herrera Imbroda MD, PhD, FEBU.

Experto en Urología General y Oncología Génito-Urinaria, Cirugía Reconstructiva, Cirugía Laparoscópica 3D y Cirugía Robótica.