Quién es Eduardo «Wado» de Pedro, hombre de confianza de Cristina Fernández de Kirchner

(CNN Español) — Es una de las personas de confianza de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, allí ocupó una oficina central del gabinete de Alberto Fernández, como el de Ministerio del Interior, por lo que se encarga de temas de política interna y de la relación con la gobernadores. Sin embargo, recién ahora, que suena como un posible candidato a la presidencia de Argentina por el peronismo, Eduardo «Wado» de Pedro ha comenzado a levantar su perfil porque, para muchos, todavía es prácticamente un conocido.

Nació en 1976 y es hijo de desaparecidos Durante la última dictadura militar, que gobernó el país entre ese año y 1983. Según su biografía oficial, De Pedro es abogado por la Universidad de Buenos Aires y se encuentra realizando la Maestría en Administración y Políticas Públicas por la Universidad de San Andrés. Perdió los estribos como secretario general de la Presidencia en 2015, durante el último año de la presidencia de Fernández de Kirchner. Además, fue vicepresidente de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas en 2009 y diputado nacional por la provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2019.

Al término de este mandato, con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada, en una expresión de equilibrio entre sectores internos de la coalición de gobierno, asumió como ministro del Interior, cargo que ocupa en la actualidad y desde donde muchas veces marcó el paso del presidente, como cuando en septiembre de 2021 fue el primero del gabinete en poner sur renuncia a disposición, puesto que el vicepresidente publicó esa primera carteta explosiva donde cuestionó la gestión de Fernández. Tampoco ha horrado critiques, directas o indirectas al presidente, en temas en los que este parecía tomar distancia ou divergir de las posiciones de la vicepresidenta, por ejemplo, en las negociaciones por la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Más allá de su carrera académica y política, De Pedro tiene una dura historia personal. Su biografía oficial dice que es hijo de Enrique de Pedro y Lucila Révora, “militantes desaparecidos y asesinados colgante la última dictadura cívico militar”. Tras estar un tiempo secuestrado durante su niñez, De Pedro fue rescatado por sus tíos con quienes crió en la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires.

Luego comenzó su militancia por los derechos humanos en la agrupación HIJOS (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), de la cual es uno de sus fundadores. Además, junto con otros directos políticos fundaron la agrupación La Cámpora, donde militaba junto al diputado Máximo Kirchner, hijo de la vicepresidenta. De hecho, esta relación fundamental con La Cámpora y con Máximo Kirchner es la baza principal en su apuesta por la candidata oficialista, mientras se especula si la vicepresidenta y su hijo le darán su apoyo o si en lugar de eso se inclinarán por algún otro número.

En su biografía oficial omite algunos detalles más dolorosos, que él mismo ha relacionado en distintas oportunidades.

«En lo personal fue muy duro, primero perdí a mi padre en abril del 77, yo tenía cinco meses más o menos. ministro en «Memoria en primera persona», un video realizado por jóvenes estudiantes de cine en el que de Pedro relató su historia .

“Ahí tiene lugar un tiroteo muy fuerte en la casa que estábamos viviendo. Yo me salvé de las balas por el cuerpo de mi mamá, ella me refugia en la bañadera y se pone encima mío», dijo y agregó: «De ahí me secuestran y estuve apropiado por una familia de militares por unos meses. Después, por gestiones familiares, me devuelven. Estamos ante un hecho más de las millas que pasaron en Argentina en la dictadura”

Durante su infancia comenzó su tartamudez, lo que le ha valido algunas burlas y abusos, por ejemplo en redes sociales luego informar como ministro del Interior sobre las elecciones de 2021. “Anoche leí en las redes muchas consultas sobre mi manera de hablar. The comments that tengo disfluencia (o tartamudez), y todos los días trabajo para mejorar y superarme. Les comparto para los que les interesa la página de la Asociación Argentina de Tartamudez (AAT)”, respondió Pedro a través de temas sociales en ese entonces.

Lejos de occultarlo, él mismo ha contado sus dificultades. En entrevista con la agencia Telam noticias, dijo que in a time of su vida se bajaba del colectivo antes o después del destinino, «porque la parada era en una calle que para mí era imposible de círsela (al chofer)», y que muchas veces le pasó de «morirse de ganas por comer algo y tener que pedir aquello que te salía» en un restaurante.

Su carrera política comenzó en 2004, como presidente del Gabinete de la Subsecretaría de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires durante el gobierno de Aníbal Ibarra. Dos años más tarde, fundaba la agrupación política «La Cámpora» junto a nuestros líderes.

Ahora, cuando falta menos de un mes para definir los candidatos para las elecciones, su número suena cada vez más fuerte para una eventual candidatura presidencial. Sobre todo, luego de que la vicepresidenta dijera que esperaba «que los hijos de la generación diezmada» tomaran «la posta».

Ya han comenzado a parecer afiches en las calles, y «Wado» afirmó que quiere «ser parte de una generación que piensa soluciones distintas a los problemas de los argentinos» y sostuvo: «Si me toca y me acompañan podría ser candidatureo» en las próximas elecciones.