Los otros beneficios para la salud de Ozempic, el fármaco milagro para la obesidad

El fármaco que está revolucionando el tratamiento de la obesidad, la semaglutida (wegovy), amplía sus beneficios en salud y, según el estudio FLOW (Evaluar la Función Renal con Semaglutida Una Vez por Semana) publicado en ‘The New England Journal of Medicine’ (NEJM), este medicamento también reduce significativamente el riesgo de enfermedad renal, enfermedad cardiovascular y mortalidad en pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica.

El ensayo, presentado en el 61º Congreso de la ERA, allanará el camino para nuevas estrategias de tratamiento y ofrecerá esperanza a millones de pacientes en todo el mundo.

El estudio FLOW es un ensayo internacional, aleatorizado, controlado con placebo y doble ciego que incluye a 3.533 pacientes, con un periodo de seguimiento medio de 3.4 años.

El ensayo fue diseñado para evaluar la eficacia y seguridad del semaglutida, administrado una vez por semana por vía subcutánea, en la prevención de resultados graves renales, específicamente insuficiencia renal, pérdida sustancial de la función renal y muerte por causas renales o cardiovasculares, en individuos con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica. Los pacientes recibieron semaglutida 1,0 mg una vez por semana o placebo.

Los resultados mostraron que aquellos tratados con semaglutida tuvieron una reducción del riesgo del 24% para el criterio de valoración principal que incluía resultados renales y muerte por causas cardiovasculares y renales, en comparación con aquellos que recibieron placebo. Esta reducción del riesgo fue consistente tanto en los resultados específicos renales como en la muerte cardiovascular.

Menos mortalidad

La terapia también tuvo efectos beneficiosos en otros aspectos como el riesgo de eventos cardiovasculares y el riesgo de mortalidad por todas las causas.

Vlado Perkovic, quien presentó los resultados, enfatizó la importancia de estos resultados, «el uso de semaglutida en personas con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica puede reducir el riesgo de problemas graves renales y de eventos cardiovasculares, muerte cardiovascular y muerte por todas las causas. Estos beneficios -añade- suponen un impacto clínico profundo, salvando riñones, corazones y vidas para pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica. Además, los hallazgos de seguridad tranquilizadores respaldan aún más el gran valor potencial del semaglutida en esta población ».

La enfermedad renal crónica afecta a más de 800 millones de personas en todo el mundo y es prevalente en diabetes tipo 2

La enfermedad renal crónica afecta a más de 800 millones de personas en todo el mundo y es particularmente prevalente entre individuos con diabetes tipo 2. Además, representa un riesgo significativo de insuficiencia renal, eventos cardiovasculares y muerte. Y, a pesar de que las terapias actuales han demostrado proteger los riñones y reducir los riesgos cardiovasculares, muchos individuos continúan experimentando un deterioro de la función renal y resultados adversos. Esto ha generado un creciente interés en explorar nuevos tratamientos, incluidos los agonistas del receptor GLP-1.1