jueves, febrero 22

Los neumólogos rechazan el informe de Sanidad que niega la rentabilidad del cribado de cáncer de pulmón

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha criticado las conclusiones del informe solicitado por el Ministerio de Sanidad, publicado a finales de julio, del que se desprende que el programa de cribado en cáncer de pulmón no es rentable para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

«El equilibrio entre los beneficios y los riesgos del cribado de cáncer de pulmón con tomografía computarizada de baja dosis de radiación (TCBD) es complejo debido, en parte, a la gran heterogeneidad y ausencia de consenso sobre aspectos esenciales del proceso, como los criterios de selección, el algoritmo de cribado o el protocolo de manejo de los nódulos detectados en las imágenes TCBD, entre otros», se recoge en el informe.

El documento, publicado a finales de julio, ha sido financiado por el Ministerio de Sanidad y elaborado de manera conjunta por el Servicio Canario de la Salud y por la Agencia Gallega para la Gestión del Conocimiento en Salud.

Al respecto, SEPAR señala que el informe se basa en un metaanálisis y en una evaluación coste-efectividad cuya metodología es «discutible» y argumenta que existen análisis independientes publicados que discrepan en cuanto al coste-beneficio de este cribado en España y son «más fieles a la realidad».

«Tanto la Comisión Europea como el conjunto de sociedades científicas que se dedican al manejo, diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón, así como las asociaciones de pacientes, han manifestado su apoyo a este cribado», han proseguido.

SEPAR recuerda que, en la actualidad, la incidencia de cáncer de pulmón es cada vez más elevada y su mortalidad no ha descendido a pesar de las mejoras en su tratamiento y las políticas antitabaco. «Dicha mortalidad sigue ligada a un diagnóstico tardío de la enfermedad, por lo que, como sociedad científica, apostamos por un diagnóstico precoz de la misma», han insistido.

A juicio de la organización, el umbral de coste-beneficio utilizado en el informe no contempla el incremento progresivo del precio de los actuales tratamientos disponibles para el cáncer de pulmón.

«Si estamos dispuestos a pagar cientos de miles de euros por años de vida ajustados por calidad (AVAC) para tratar el cáncer de pulmón, deberíamos estar dispuestos a gastar decenas de miles para prevenirlo», han expresado.

Sanidad alega qeu no produce diferencias en la mortalidad general

Según el informe de Sanidad, la evidencia señala que el cribado probablemente evitaría que 5 de cada 1.000 personas mueran por CP en un plazo de 10 años –reducción del 20% en (ex) grandes fumadores–, pero «no produce diferencias en la mortalidad general».

Al hilo, SEPAR también critica que en las conclusiones se destacan los potenciales daños colaterales del programa de cribado «sin realizar un análisis de sus posibles beneficios, como la detección precoz de otras enfermedades respiratorias y coronarias relacionadas con el consumo de tabaco, principales causas de mortalidad en esta población».

Precisamente, según el documento, los daños derivados de los falsos positivos se producirían en un máximo de 15-17 personas de cada 1.000 invitadas, y del sobrediagnóstico entre 1 y 22-67 por cada 1.000 personas «por las pruebas y procedimientos diagnósticos invasivos innecesarios». «Además de esto, se deben considerar los daños derivados de los hallazgos incidentales (entre 5-41 personas de cada 1000), el aumento del estrés o el desarrollo de cánceres inducidos por radiación», se puede leer en el informe.

Por otro lado, Sanidad también argumenta la «dificultad» de la identificación y selección de la población diana. «Existe un claro consenso en realizar el cribado de cáncer de pulmón únicamente en población de alto riesgo. Sin embargo, se ha demostrado que, al aplicar los criterios de edad y hábito tabáquico utilizados en el contexto de los ensayos clínicos controlados aleatorizados a la práctica real, se excluye a un elevado porcentaje de pacientes (40-73%) que presentan un verdadero alto riesgo de cáncer de pulmón.

Noticias relacionadas

Aun así, este informe no cierra la puerta a la futura implementación de un programa de cribado de cáncer de pulmón, que contemplaría en primer lugar la inclusión de personas con factores de riesgo como el hábito tabáquico.

Así las cosas, SEPAR defiende la necesidad de iniciar un programa piloto que demuestre la factibilidad del cribado de cáncer de pulmón en España. «Estamos convencidos de que el proyecto ‘CASSANDRA’ puede resolver las dudas planteadas en las conclusiones del informe y demostrar la viabilidad del cribado de cáncer de pulmón en España gracias a la combinación de la prevención primaria y secundaria, mejorando además la valoración económica propuesta en el informe», han finalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *