España, Irlanda, Malta y Eslovenia se comprometen a reconocer el Estado palestino | Internacional

España, Irlanda, Malta y Eslovenia han exigido este viernes de manera conjunta un “alto el fuego inmediato” en Gaza y se han comprometido a trabajar para reconocer el Estado palestino. En una declaración impulsada por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, los cuatro líderes aseguran que darán el paso del reconocimiento “cuando las circunstancias sean las adecuadas y sea una contribución positiva”. Su tono es mucho más exigente con Israel que el adoptado el jueves por la UE en su conjunto, que —aunque es el mensaje más contundente hasta el momento en esta crisis— se limitó a reclamar este jueves una “pausa humanitaria inmediata que conduzca a un alto el fuego sostenible”.

Sánchez ha explicado en la rueda de prensa posterior a la cumbre que él no está incómodo con el texto final, pero defiende que da pie para avanzar algo más: “Después de las conclusiones que hemos acordado en el consejo, es un buen momento para que algunos países demos ese paso. Es importante que países de distintas zonas y de distintas familias políticas demos ese paso decisivo para resolver esta crisis. Como bien señala el comunicado, será conforme vaya actualizándose alguno de los elementos clave, entre ellos cuestiones sobre la gobernabilidad de la autonomía palestina”.

España quiere reconocer a Palestina antes del verano y está acelerando su ofensiva diplomática para no ir sola. En las discusiones de las últimas semanas han estado también otros países, como Bélgica, Portugal y Luxemburgo. Pero la situación crítica en Gaza, donde se contabilizan más de 30.000 muertos y el riesgo de hambruna es tangible, ha acelerado el proceso. Sánchez se ha reunido este viernes por la mañana con el irlandés Leo Varadkar, el maltés Robert Abela y el esloveno Robert Golo, los líderes de los otros tres países firmantes que tenían clara su postura para sacar adelante ya una declaración contundente solo horas después de la común alcanzada por los Veintisiete.

El reconocimiento del Estado palestino es una de las palancas para presionar a Israel. Sánchez, que ya prometió que lo haría si llegaba a la presidencia, lleva semanas tratando de impulsar que ese reconocimiento se haga a nivel europeo o en grupo. La señal enviada entonces sería más poderosa. “Hemos debatido sobre nuestra disposición a reconocer a Palestina y dijimos que lo haríamos cuando se pueda hacer una contribución positiva y se den las circunstancias adecuadas”, expone el comunicado emitido al final de la cumbre de líderes de la UE, escenario que han aprovechado para mantener una reunión “para compartir opiniones sobre la situación en Gaza y Medio Oeste”.

El presidente español, sin embargo, no se ha comprometido con una fecha clara para ese reconocimiento de Palestina. “Habrá que elegir el momento adecuado para que este reconocimiento ayude al proceso de paz, al fin de la violencia, con un reconocimiento mutuo, de los países árabes de Israel y los occidentales de Palestina. Tendremos que calibrar entre todos cuando lo hacemos para ayudar a una causa justa que comparte en España una amplia mayoría que no soporta esta situación en Gaza, que ve en ella una gran injusticia”, remató el presidente.

Ocho países de la UE reconocen ya el Estado palestino: Chipre, República Checa, Hungría, Eslovaquia, Suecia, Rumania, Bulgaria y Polonia. La mayoría son países del Este que lo hicieron en la década de 1980, antes de la caída del telón de acero. Solo Suecia rubricó ese reconocimiento tras su entrada en la UE. Pese a esa realidad, algunos de esos Gobiernos, como el húngaro y el checo, son muy cercanos al Gobierno de Benjamin Netanyahu, que no acepta la largamente aprobada solución de los dos Estados. Por ejemplo, el primer ministro checo, Petr Fiala, ha sido uno de los que más resistencia ha mostrado en este Consejo Europeo a que apareciera la expresión “alto el fuego” en las conclusiones finales de la reunión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Alemania, por su parte, ha variado su posición en este encuentro respeto a los anteriores. Se ha posicionado, como ya hizo su canciller, Olaf Scholz, en Jerusalén el pasado domingo, a favor del “alto el fuego”. “Existe un lenguaje claro, pero hay diferentes lenguajes claros al respecto. Y el lenguaje claro que hemos acordado es que debe haber ahora una “pausa humanitaria inmediata que lleve a un alto el fuego sostenible”, ligado con la liberación de todos los rehenes y la entrega de los cadáveres de los rehenes fallecidos en Gaza, y la posibilidad de dejar entrar mas ayuda humanitaria en Gaza”, ha defendido el mandatario alemán. “En este tiempo deberemos evaluar cómo se puede delimitar un alto el fuego más duradero”, ha abundado.

La Unión Europea apoya la llamada solución de dos Estados —Israel y Palestina— pero no ha respaldado de forma unánime el reconocimiento de un Estado palestino. “Estamos de acuerdo en que la única manera de lograr una paz y una estabilidad duraderas en la región es mediante la implementación de una solución de dos Estados, con los Estados israelí y palestino viviendo uno al lado del otro, en paz y seguridad”, dicen los líderes de España, Irlanda, Malta y Eslovenia.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_