El euríbor bajará en mayo, abaratando las hipotecas por segundo mes consecutivo | Economía

Anuncio de hipotecas en una sucursal de Bankinter.Pablo Monge Fernandez

El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado para calcular las hipotecas variables en España, cerrará mayo previsiblemente a la baja, con una tasa media del entorno del 3,67%, y abaratará por segunda vez consecutiva las cuotas de estos créditos que se revisen anualmente.

Según datos de mercado, el euríbor alcanza de forma provisional en mayo una tasa media del 3,667%, inferior al 3,703% de abril, cuando bajó tras dos meses consecutivos de ascensos, y redujo las hipotecas variables con revisión anual por primera vez en más de dos años.

En mayo, el indicador registrará su segundo retroceso en tasa interanual, ya que hace un año, en mayo de 2023, se situó en el 3,862%.

Esto se traduce en que las cuotas de los hipotecados que revisen su interés de forma anual registrarán nuevamente una rebaja en sus cuotas.

“Si bien por el momento estas rebajas todavía son pequeñas, lo importante es el cambio de tendencia del indicador”, destacan los analistas de la fintech Ebury.

Como consecuencia, en el caso de una hipoteca media de 150.000 euros, a 25 años y un interés del 1% más el euríbor, la rebaja será de unos 16 euros al mes, o 192 euros al año.

En el caso de una hipoteca media de 300.000 euros con las mismas condiciones que la anterior, el ahorro será de unos 33 euros mensuales, o 396 euros anuales.

Ebury explica que la gran pregunta ahora es qué ocurrirá con el euríbor en los próximos meses, y añaden que como siempre, esto dependerá de la evolución de los tipos de interés de referencia del Banco Central Europeo (BCE).

En su reunión de abril, el BCE mantuvo los tipos sin cambios, pero “podría ser la última vez, ya que el banco central dejó claro a los mercados que está dispuesto a relajar la política monetaria en su próxima reunión de junio”, añaden.

Actualmente los mercados asignan aproximadamente una probabilidad del 90% a un primer recorte de tipos en junio, y las previsiones de Ebury son similares. Creen que el entorno es el adecuado para que el BCE empiece a relajar su política monetaria.

“Así las cosas, cada vez parece más claro que las buenas noticias para los hipotecados llegarán a partir de junio, ya que junto con los recortes de tipos del BCE se producirá una caída significativa del euríbor”, añaden los mismos expertos, para quienes la cuestión clave ahora es el ritmo de los recortes más allá de junio, que a su vez dependerán de los próximos datos, sobre todo los de inflación.

Los mercados prevén aproximadamente 75 puntos básicos de recortes este año, es decir, un primer recorte de 25 puntos básicos en junio seguido de otros dos de la misma magnitud, algo que, en su opinión, parece “realista”.

Sin embargo, advierten de que, si los próximos datos de inflación vuelven a sorprender al alza, el BCE podría adoptar un ritmo más lento de recortes este año.

A corto plazo, esperan que el euríbor cotice en un rango del 3,6%-3,7%, y a más largo plazo, ven muy probable que comience a caer de manera significativa a partir de junio, momento en el que el BCE emprenderá su ciclo de flexibilización”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal