domingo, mayo 26

Descubren que los consumidores de marihuana tienen altos niveles de plomo y cadmio en sangre y orina

La marihuana puede ser una fuente importante y poco reconocida de exposición al plomo y al cadmio, según una investigación realizada en la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, que detectó niveles significativos de metales en la sangre y la orina entre los consumidores de esta droga. Los resultados se publican en la revista ‘Environmental Health Perspectives’.

Se trata de uno de los primeros estudios que reporta los niveles de metales en biomarcadores entre los consumidores de marihuana y probablemente el más grande hasta la fecha que vincula el consumo autoinformado de marihuana con la exposición a metales.

Las mediciones reportadas por los participantes que solo fumaban marihuana en comparación con los que consumían solo tabaco resultaron en niveles de plomo significativamente más altos en sangre (1,27 ug/dL) y orina (1,21 ug/g de creatinina).

«Debido a que la planta de cannabis es un conocido recolector de metales, habíamos planteado la hipótesis de que las personas que consumen marihuana tendrán niveles más altos de biomarcadores metálicos en comparación con aquellos que no la consumen. Por lo tanto, nuestros resultados indican que la marihuana es una fuente de exposición al cadmio y al plomo«, señala Katelyn McGraw, investigadora postdoctoral en el Departamento de Ciencias de Salud Ambiental de Columbia Public Health, y primera autora del estudio.

Los investigadores combinaron datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de los años 2005-2018. Dirigido por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC, NCHS NHANES es un programa bianual de estudios diseñado para evaluar la salud y el estado nutricional de adultos y niños en los EE.UU.

McGraw y sus colegas clasificaron a los 7.254 participantes de la encuesta por el tipo de consumo: no marihuana/no tabaco, marihuana exclusiva, tabaco exclusivo y consumo dual de marihuana y tabaco. Se midieron cinco metales en sangre y 16 en orina.

La marihuana es la tercera droga más consumida en el mundo, detrás del tabaco y el alcohol. A partir de 2022, 21 estados y Washington D.C., que cubren más del 50 por ciento de la población estadounidense, han legalizado el uso recreativo de la marihuana; y la marihuana medicinal es legal en 38 estados y Washington D.C.

Sin embargo, debido a que la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, la regulación de los contaminantes en todos los productos que contienen cannabis sigue siendo poco sistemática y no ha habido orientación por parte de agencias reguladoras federales como la FDA o la EPA.

Si bien 28 estados regulan las concentraciones de arsénico inorgánico, cadmio, plomo y mercurio total en los productos de marihuana, los límites regulatorios varían según el metal y el estado.

«En el futuro, se deben realizar investigaciones sobre el consumo de cannabis y sus contaminantes, particularmente metales, para abordar las preocupaciones de salud pública relacionadas con el creciente número de consumidores de cannabis«, advierte Tiffany R. Sanchez, profesora asistente de ciencias de salud ambiental en Columbia Public Health y autora senior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *