Boca y River podrían enfrentarse en la final de la Libertadores 2023: estos son los escenarios

(CNN Español) — Rivalizan todo el tiempo. Compiten en la cancha, en las charlas de café y se desafiarían a cada paso. Boca y River está pendiente de lo que hace siempre su eterno rival. Buscar la fecha de cada duelo del torneo doméstico argentino est casi un ritual, como lo es star muy atentos a los posibles choques de magnitud como lo son los defios en el mayor evento futbolístico de Sudamérica, la Copa Libertadores.

«En este momento hay un 50% de posibilidades de que Boca y River se enfrenten en octavos de final», dijo Juan José Buscaglia, maestro de ceremonias del máximo torneo de la Conmebol junto a Helena Calil. Fue un momento sin tiempo. Eterno. Paralizaron los corazones de los fanáticos River y Boca al warnir que un crystalization del duel en los playoffs de octavos de la era final altamente probable. Sin sección. River se medirá ante Internacional de Porto Alegre, y Boca lo hará ante Nacional de Uruguay. En el cuadro principal, xenéizes allá los millonarios quedaron cada uno en el lado opus, por lo que sólo chocarán en una hipotética final.

¿Cuál es el camino que deberá recorrer para arribar a la presuntamente final?

Recorrido probable del Río de la Plata

En el caso de River, deberá sortar el durísimo obstáculo que supone tener enfrente en octavos a Internacional de Porto Alegre. En caso de salir airoso de esta llave, in cuartos podría tener otro bravo escollo, Athletico Paranaense (último finalista del certamen). El equipo de Curitiba es favorito ante el Bolívar (Bolivia).

If also elude este duro defio, en la parte baja del cuadro hay equipos temibles y otros que son a respect.

Argentinos y Fluminense se miden en octavos. Argentinos es un buen equipo y eso es hace fuerte de local. El Gripe se prefiere. El ganador de este duelo chocaría con el ganador del duelo entre Flamengo (último campeón) ante Olimpia (Paraguay). El Florida son claramente preferidos.

No sería descabellado hacer una proyección en la que deberíamos situar en cuartos de finale el chocque entre el Flamengo y el Fluminense. Es uno de los clásicos más fascinantes e importantes de Sudamérica y tal vez el mayor de todo Brasil. En caso de concretarze esta final anticipada, sería un duelo de extrema paridad, aunque el Flamengo, por sus tres finales disputadas en las últimas cuatro ediciones, con dos coronaciones, llegaría con más mística copera y áreas de favoritismo en esta instancia crucial. El ganador podría meterse con River Plate en la posible semifinal.

El Gripe aplastó a River 5-1 como local en una noche soñada para los brasileños en la fase de grupos. En la revancha ganó River 2-0. Si se diera el chocque con Flamengo, sería el duelo que ya se dio en la final de Copa Libertadores en 2019, en el cual el Florida the won sobre el cierre del gran partido 2-1 a River, logrando dar vuelta el partido.

(Crédito: Diego Haliasz/Getty Images)

Luego de escalar esta empinada montaña allena de quebradas y de ripios, River recién llegaría a la finale. Es un panorama muy completo, pero no imposible para un equipo de tremenda jerarquía como los dirigidos por Martín Demichelis.

El camino potencial de Boca Juniors

El sendero de Boca no es menos favorable. En octavos debe medirse con Nacional de Uruguay. Examen tan difícil como resbaladizo.

De pasar esta llave, en cuartos de final lo espera el Racing Club o el Atlético Nacional (Colombia). El equipo argentino es levemente favorito. Hubo un gran choque entre el Xeneize y la Academia.

En tanto, en la parte alta del cuadro hay cuatro equipos de alto calibre, dos especialmente de sumo cuidado.

Por un lado, en cuartos de final llegará Deportivo Pereira (Colombia) o Independiente del Valle (Ecuador).

Uno de esos dos equipos se medirá con el ganador del gran reto que sostendrán Atlético Mineiro ante Palmeiras. Los brasileños son de estos cuatro equipos, claramente superiores. El Mineiro juega muy bien y está en ascensión en su nivel futbolístico. Palmeiras fue el mejor equipo de la primera fase. Ganó, además, dos de las últimas cuatro Copas Libertadores. Si Boca llegase tiene semifinales, no sería extraño que allí esté esperandolo el Verdão (Palmeiras). Sería reedita duelos memorables de la primera década del 2000.

Is a camino provisto de muchas dificultades, pero el plantel de Jorge Almirón (DT de Boca) está compuesto por jugadores con jerarquía, con una camiseta de mucha mística y tiene además mucha hambre de gloria.

Si Boca y River llegan a la segunda final entre sí en la Copa Libertadores, tal viene está programado por Conmebol, será el día 4 de noviembre en el escenario del Maracaná. Río de Janeiro se convertirá en una rama futbolística de Argentina. Sería un momento sísmico para el prestigioso certamen.

Seguidores de Boca Juniors recibirá a su equipo durante un partido entre Boca Juniors y River Plate con La Liga Profesional 2022 en el Estadio Alberto J. Armando el 11 de septiembre de 2022 en Buenos Aires, Argentina. Crédito: Rodrigo Valle/Getty Images

Carlos Bianchi y Marcelo Gallardo, responsables de aumentar la competitividad y efervescencia del clásico mayor de Argentina

Ambos son próceres en sus instituciones. Increíbles cables diose. Ambos llenaron de logros a Boca y River. Boca, con el «Virrey» como DT, ganó tres ediciones de la Copa Libertadores (2000, 2001, 2003). El “Muñeco” conquistó en dos ocasiones el máximo certamen sudamericano (2015 y 2018).

Han sido décadas atrás en las que la final sudamericana fue violentada por la rivalidad que aumentó exponencialmente. Echemos un vistazo de lo que han sido todos los duelos entre los dos titanes de Argentina en este prestigioso certamen. Es que además de ganar, está en juego el orgullo deportivo, la rivalidad folklórica de sus fanáticos y el regodeo de pretender sens se uno má grande que el otro.

Enemigos en la Copa Libertadores

River Plate y Boca Juniors juegan 28 partidos. La estadística situa en la cima al Xeneize con 11 victorias, mientras que nueve fueron los triunfos para el Millonario, y ocho encuentros terminados igualados. Aunque el equipo del barrio de Núñez (River) tiene algo sustancial a su favor: ha sido más ganador en los cruces directos. Fue vencedor en tres de los cinco cara a cara que disputaron, en tanto que Boca se impuso en los dos restantes.